Blog - Matt Kolf - Fotografía

Propiamente dicho no utilizo esta zona como un blog, sino un lugar donde pueda enseñar mis proyectos personales, ideas y demás cosas que no necesariamente tienen que ver con bodas. ¡Espero que os guste!  

Desde que llegué a España, publicar un libro sobre las procesiones de Semana Santa había sido uno de mis deseos. Cuando La Hermandad de la Paz y Caridad me contactó en 2019 para que sacase fotos de La Dolorosa durante las procesiones de Semana Santa, no tuve que pensarlo mucho. Disfruté lo que no está escrito sacando las fotos y diseñando este libro. Uno de los días llovió. Aún así, el paso de la Virgen salió a las calles, cubierto por un plástico imperceptible. Puso a prueba la dedicación de  los que procesaban y la piedad de los que salieron a ver a la Dolorosa. Fue una experiencia inolvidable para mí. Es realmente un orgullo haber publicado este libro. Si estás interesado en comprar un ejemplar, están a la  venta en la sede de la Hermandad o a través de mi correo: info@mattkolf-fotografia.com.  


Los bautizos, como todos los sacramentos, me apasionan. La fe con la que se vivió este bautizo, los colores de la vestimenta del sacerdote, la luz  pasando por las ventanas de la Catedral de Pamplona y la emoción de los padres dieron para unas fotos realmente inolvidables.


Las graduaciones universitarias son todo un reto para los fotógrafos por la rapidez con la que ocurre todo, pero generalmente yo me crezco ante los retos. Creo que hacer cosas fáciles se vuelve aburrido en seguida. Así que nada, estas fotos son de una graduación de Derecho de la Universidad de Navarra. Por último, diré que me encanta fotografiar sonrisas y, por alguna razón, parece que la gente sonríe mucho cuando se gradúa...


Una preboda es un  apartado obligado para cualquier fotógrafo de bodas. Al principio no sabía hacer posar a la gente y prefería sacar fotos espontáneas porque así la naturalidad sale de forma, pues, natural... Tuve que aprender a salir de mi zona de confort y sacar fotos posadas. descubrí  que es algo genial. Gracias a estas sesiones de fotos, las parejas y yo nos conocemos muchísimo más y para mi la fotografía de bodas no es simplemente una oportunidad para sacar fotos, sino también es una oportunidad para hacer un poco de bien en este mundo. Es una oportunidad para compartir la alegría de la pareja que se casa, estar allí si necesitan algo a lo largo del día y sobre todo, darles unas fotografías preciosas que les recuerdan durante toda su vida lo que se quieren.


Una ordenación deaconal está repleta de gestos visuales. Es entonces que los seminaristas se entregan completamente al Señor, aunque tendrán que esperar hasta su ordenación al sacerdocio para poder celebrar misa y confesar. Decidí no usar flash y me alegro mucho de haberlo hecho. A mi parecer, el flash distrae de un evento y puede llegar a molestar. Además, se añade un foco de luz que percibe nuestra mente y se asocia con el flash de una cámara. Ver una foto que se ha sacado con la luz disponible (por usar un término un poco técnico) siempre nos hace sentir como si estuviéramos allí, viviendo el momento tal cual ocurrió. Al salir de la ordenación estaba emocionado; de las fotos que había sacado y de ver la fe y alegría de tantas personas: los recién ordenados y todos sus amigos y familiares.